Consejos para mantener a los estudiantes bien durante la temporada de gripe

Consejos para mantener a los estudiantes bien durante la temporada de gripe

Durante estos helados meses de invierno, el riesgo de contraer la gripe es mayor. Si bien muchas personas creen que enfermarse se debe a la caída de la temperatura durante el invierno, el aire frío no es el verdadero enemigo. La razón por la que las enfermedades son rampantes en esta época del año es porque nos encerramos dentro, dando a los gérmenes y virus la oportunidad de propagarse mucho más rápido y más fácilmente de persona a persona dentro de los límites de la escuela, el lugar de trabajo o el hogar.

Puede notar que sus compañeros de trabajo están ausentes y que las notas de advertencia de la escuela sobre la propagación de enfermedades se han acumulado. Aunque la enfermedad es una preocupación para todos, los niños más pequeños tienen una mayor probabilidad de contraer la enfermedad. Si está preocupado y quiere ayudar a proteger a sus hijos contra la cepa de gripe de este invierno, asegúrese de seguir estos consejos para mejorar sus posibilidades de mantenerse saludables:

  • Obtenga una vacuna contra la gripe. La mejor manera de mantenga a su hijo saludable es ser proactivo. Si su médico lo aprueba, lleve a su hijo a vacunarse contra la gripe antes de que esté expuesto al virus.
  • Lavarse las manos con frecuencia. Enfatice la importancia de lavarse las manos en la escuela y en el hogar, especialmente antes y después de las comidas, después de usar el baño o después del recreo.
  • Use alcohol en gel. Empaque una botella portátil de desinfectante para manos en la mochila de su hijo y anímelo a usarlo durante el día cuando no pueda lavarse las manos con agua y jabón.
  • Beber abundante agua. Mantener un alto consumo de líquidos es crucial para mantenerse saludable. Cuando su cuerpo está hidratado, puede combatir las enfermedades con mucha más eficacia.
  • Come sano. Lo mismo ocurre con la comida: tener su cuerpo abastecido con los nutrientes adecuados le dará las armas que necesita para luchar contra los invasores virales.
  • Ten una buena noche y duerme. El agotamiento físico puede hacerte más susceptible a las enfermedades porque tu cuerpo está luchando para ayudarte en tus actividades diarias y no puede dar toda su energía para combatir los virus. Asegúrese de descansar lo suficiente.
  • Evite compartir alimentos y bebidas.. La ingestión es la forma más fácil de propagar la enfermedad, por lo que enseñe a sus hijos a no compartir tazas o utensilios.
  • Toser o estornudar en un pañuelo desechable o en el codo. Evite rociar esos gérmenes de la gripe sobre sus desafortunados vecinos. Tenga pañuelos a mano si puede, o apunte a su codo si estornuda repentinamente.
  • Si está enfermo, quédese en casa y descanse.. Repotencia tu cuerpo para que tenga la energía necesaria para sanar. ¡No expongas a otros a tu enfermedad! Si usted o sus hijos están enfermos, es mejor que se quede en casa.
  • Obtenga suficiente vitamina D. La vitamina del sol puede ser difícil de conseguir durante estos meses helados y nublados, pero puede encontrarla en alimentos como productos lácteos, jugo de naranja y pescado. Fortalece tu sistema inmunológico con suplementos vitamínicos y minerales si le preocupa que su dieta no proporcione lo suficiente.

Además de seguir estos consejos, abríguese a sus hijos y a usted mismo y salga. ¡En lugar de protegerse del aire frío, déle al aire libre una oportunidad de mantener a sus hijos sanos y frescos en esta temporada de gripe!