Nuestra historia

Nuestra historia

El bufete de abogados Allen fue fundado en 1910 por George E. Allen en el condado de Lunenburg, VA. Construyendo su práctica legal sobre la filosofía de que “encontramos nuestras vidas al gastarlas al servicio de los demás”, dedicó su vida y su trabajo a servir como defensor de los necesitados. Desde entonces, tres generaciones de la familia Allen han continuado con este compromiso de servicio mientras trabajaban para establecer a Allen, Allen, Allen & Allen como una autoridad en la prestación de asistencia legal de calidad a las personas lesionadas y como una piedra angular altruista en las comunidades a las que sirven.

Muchos eventos notables han ayudado a convertir a Allen & Allen en el bufete de abogados fuerte y compasivo que es hoy. Desde logros de liderazgo respetados hasta victorias estratégicas en casos importantes, cada hito es un reflejo de nuestros principios fundamentales de servicio, compasión y respeto.

1931

George E. Allen relocated his firm to Richmond, VA in 1931 and expanded the practice by bringing his three sons aboard. The name transitioned to Allen, Allen, Allen & Allen as a result. True to his character, Mr. Allen chose to make these major changes to his firm during the Great Depression because he believed that doing what was right and most beneficial for those he served was worth the risk. His choice proved a beneficial one and the relocation allowed the mission of the practice to reach more people in need of its services and also provided a broader variety of cases from which its attorneys gained invaluable experience.

1951

El bufete de abogados Allen impugnó a Ford Motor Company en un caso de responsabilidad por productos defectuosos "David contra Goliath" (Mahone contra Ford Motor Company) en 1951. Una investigación exhaustiva de un accidente automovilístico concluyó que una falla de una llanta y las lesiones graves de las personas en el vehículo que como resultado fueron causados por una fabricación defectuosa de los componentes de la dirección del automóvil.

Esta histórica victoria influyó en la decisión de centrar la práctica de la empresa exclusivamente en las lesiones personales.

1964

En 1964, el Colegio Americano de Abogados Litigantes le otorgó a George E. Allen el primer Premio Griffin Bell por Defensa Valiente. Este premio honra el valor excepcional demostrado por los abogados litigantes en casos impopulares o difíciles, y solo se ha entregado a catorce abogados desde su inicio. George E. Allen recibió este premio en reconocimiento a su incansable dedicación a la justicia durante su labor defendiendo a un miembro de un grupo minoritario de acusaciones injustas.

1973

George E. Allen, III, fue el primero de la tercera generación de Allens en unirse a la práctica familiar en 1973. "Ted" Allen rápidamente se ganó una reputación nacional representando a los demandantes en casos de lesiones personales, y en 1980, se convirtió en el primer miembro de la El Colegio de Abogados de Virginia será certificado por la Junta como Defensor de Juicios Civiles por la Junta Nacional de Defensa de Juicios.

1988

George Allen, Jr., helped to found the Southern Trial Lawyers Association in 1988. The group exemplifies professionalism, and its high ethical standards echo those of Allen & Allen. The Southern Trial Lawyers Association also shares the Allen Law Firm’s mission to promote education and philanthropy within the community.

El prestigioso premio STLA War Horse se entregó a George Allen, Jr. en 1990. El premio honra a un abogado que ha ejercido activamente la abogacía durante más de 30 años, que es reconocido como un destacado defensor de los tribunales, que ha contribuido significativamente a la enseñanza de abogado de juicios a través de seminarios y programas educativos, y que es considerado un líder genuino y verdadero personaje de su tiempo.

W. Coleman Allen, Jr. continúa con este legado al recibir el premio STLA War Horse en 2018.

2005

The medical malpractice team of Allen & Allen won a record-setting verdict (Allen v. Mid-Atlantic Health Alliance, Inc., et al.) for a client in 2005 who was disabled due to undiagnosed swelling of the spinal cord.

La victoria fue reconocida por Virginia Lawyers Weekly como el veredicto de negligencia médica más grande en la historia del estado en ese momento.

2011

En 2011, más de 100 años después de que George E. Allen comenzara su bufete de abogados, Scott Fitzgerald fue el primer Allen de cuarta generación en unirse a la práctica con el compromiso de continuar con su legado de excelencia.

Philip Wilson “Wil” Van Winkle siguió sus pasos y se unió a la firma en 2018 después de haber trabajado anteriormente como pasante de marketing y asociado de verano.

2013

En 2013, el bufete de abogados Allen rompió su récord anterior de negligencia médica (establecido en 2005) cuando obtuvimos un veredicto de jurado de $25 millones para un cliente que fue diagnosticado erróneamente por una afección cardíaca. Este resultado ahora se erige como uno de los veredictos de negligencia médica más importantes en la historia de los tribunales estatales de Virginia.

2014

In 2014, a team of Allen & Allen attorneys obtained a $22 million settlement on behalf of a boy who suffered paralysis and brain injuries in a crash with a dump truck.

Esta recuperación es reconocida como el acuerdo por lesiones personales más grande en la historia de Virginia que involucra un accidente automovilístico.

2018

In 2018, Edward L. Allen, a 30-year veteran at Allen & Allen and third generation Allen family member, was named president of the Allen Law Firm. Edward is the first Allen family member to hold this position since Elizabeth Allen completed her service in 2007.

Un litigante consumado y un abogado talentoso, Edward planea impulsar a la Firma hacia adelante en su misión de décadas de proteger a los lesionados y asegurar la continuación del enfoque de la Firma en brindar una experiencia de cliente superior basada en la compasión, la integridad y 100 años de experiencia legal. .