Accidente automovilístico – $240,830 | allen y allen

Accidente automovilístico – $240,830

LAS REGLAS DE CONDUCTA PROFESIONAL DEL BAR DEL ESTADO DE VIRGINIA REQUIEREN QUE TODOS LOS ABOGADOS HAGAN LA SIGUIENTE DECLARACIÓN Y RENUNCIA A LOS RESULTADOS DE SU CASO.

LOS ACUERDOS Y VERDICTOS EN TODOS LOS CASOS DEPENDEN DE DIVERSOS FACTORES Y CIRCUNSTANCIAS QUE SON ÚNICOS EN CADA CASO. POR LO TANTO, LOS RESULTADOS ANTERIORES EN CASOS NO SON UNA GARANTÍA O PREDICCIÓN DE RESULTADOS SIMILARES EN CASOS FUTUROS QUE LA FIRMA DE ALLEN Y SUS ABOGADOS PUEDAN ACEPTAR.

Localización: Condado de Loudon, Virginia
Veredicto: $240,830

El 13 de octubre de 2016, Lloyd Diggs conducía un camión de UPS en el condado de Loudoun cuando el acusado lo chocó por detrás. Producto del choque, sufrió una lesión en la parte baja de la espalda.

Fue transportado a la sala de emergencias en ambulancia, examinado en la sala de emergencias y seguido por su médico de atención primaria al día siguiente. Finalmente, el Sr. Diggs recibió 23 sesiones de fisioterapia supervisadas por un ortopedista. Los costos totales de su tratamiento médico fueron $19,667.92. La mayor parte de los daños reclamados, en este caso, se atribuyeron a los ocho meses que estuvo ausente del trabajo.

Como conductor de reparto, el trabajo del Sr. Diggs está clasificado en la categoría de "demanda física muy intensa". Aunque pudo levantar y transportar hasta 70 libras dentro de las 10 semanas posteriores al choque, su evaluación de capacidad funcional estableció que no podía levantar repetidamente 75 libras desde el piso hasta el hombro sin experimentar dolor en la parte baja de la espalda. Esto significaba que no podía volver a trabajar durante un período prolongado de tiempo. En total, perdió $47.967.36 en salarios como consecuencia de su lesión. Los daños especiales totales en el caso fueron $67,635.28.

En el juicio, el Sr. Diggs explicó que su primer pensamiento inmediatamente después de la colisión fue: "Oh, no, no mi espalda otra vez". El Sr. Diggs estuvo en una colisión de vehículo de motor anterior el 30 de septiembre de 2014. Como resultado de esa colisión, el Sr. Diggs se lesionó la espalda baja y se le diagnosticó una hernia de disco en la columna lumbar. Junto con su atención en ese caso, recibió una consulta quirúrgica pero rechazó cualquier intervención médica adicional y volvió a trabajar. Rápidamente reconoció que tenía problemas de espalda antes de esta colisión y limitamos nuestra teoría del caso al agravamiento de una condición preexistente.

El Sr. Diggs se emocionó en el estrado de los testigos y explicó que inmediatamente antes del choque, él y su esposa habían comprado una casa nueva. Experimentó una enorme cantidad de estrés cuando posteriormente lo sacaron del trabajo y no pudo hacer contribuciones financieras significativas a su hogar. Además, el Sr. Diggs y su esposa pasaban los fines de semana viajando a Filadelfia para pasar tiempo con sus dos nietos pequeños. Inmediatamente después de este evento, no pudieron hacer esos viajes en absoluto.

Con el tiempo, pudo hacer el viaje. Sin embargo, su capacidad para jugar con los niños al llegar estaba limitada por el dolor y la rigidez. Testificó que seguía experimentando dolor lumbar y rigidez de forma regular y que tenía que modificar su rutina diaria para adaptarse a sus problemas de espalda continuos.

La defensa designó al Dr. Michael Simpson, quien opinó que las lesiones del Sr. Diggs se limitaron a esguinces/distensiones que se resolvieron en ocho a diez semanas. Durante la declaración de descubrimiento, reconoció que los médicos mantuvieron al Sr. Diggs sin trabajo, incluso a pesar de sus objeciones, y expresó su deseo de regresar, por lo que estuvo de acuerdo en que la pérdida de salario estaba relacionada.

También estuvo de acuerdo en que el tratamiento que recibió el Sr. Diggs era razonable para tratar incluso una lesión de tejido blando y admitió que el historial anterior del Sr. Diggs, que incluía una hernia de disco, lo hizo más susceptible a lesiones traumáticas. Finalmente, la defensa decidió sacarlo del caso y no lo llamó a declarar en el juicio. La defensa mencionó una colisión trasera en 2019 en la que el Sr. Diggs se lesionó la espalda baja. Sin embargo, el jurado creyó en el testimonio del Sr. Diggs de que se trataba de un evento menor que no alteró sustancialmente su estado físico general.

Al final, el jurado emitió un veredicto total de $240.829,63 después de calcular los intereses. El transportista pagó esa cantidad para resolver el caso.