Estatus Inmigratorio y el Derecho de Demandar por Daños Personales

 Como una abogada que habla español, he tenido el privilegio de representar a muchos inmigrantes en sus casos de daños personales.  Todos los inmigrantes tienen el derecho de reclamar por daños causados por la negligencia de otros — sin papeles ó con papeles.

La Corte Suprema de los Estados Unidos dictaminó, hace mucho tiempo, que los residentes legalmente presentes en los Estados Unidos tienen el mismo derecho de hacer una demanda por daños personales como los ciudadanos de los EEUU, porque tienen los mismos derechos que tienen los ciudadanos bajo la Cláusula sobre Protección Igualitaria de la Constitución de los Estados Unidos.

La Cláusula sobre Protección Igualitaria de la Constitución de los Estados Unidos establece que “ningún Estado de los Estados Unidos podrá… negar a persona alguna dentro de su jurisdicción la protección igualitaria de derechos.”  En el caso de Graham v. Richardson, 403 U.S. 365, 371 (1971), la Corte Suprema de los Estados Unidos confirmó que el término “persona” incluía tanto los residentes admitidos legalmente a los Estados Unidos como los ciudadanos de los Estados Unidos, y ambos grupos tenían el derecho de protección igual de las leyes de los estados a  donde viven.

La Corte Suprema de los Estados Unidos nunca ha decidido si un inmigrante no presente legalmente en los EEUU podría entablar una demanda por daños personales.  Sin embargo, la Corte Suprema de Virginia ha dictaminado que los inmigrantes no presentes legalmente en este país pueden hacer demandas por daños personales, y tienen el derecho de recuperar ingresos perdidos dados a sus lesiones.  La Corte Suprema de Virginia decidió esto en el caso de Peterson v. Neme, 222 Va. 477 (Va. 1981). 

La Corte decidió que cualquier evidencia acerca del estatus inmigratorio de un demandante en un caso de daños personales es irrelevante, y, entonces, no admisible en el reclamo de un inmigrante por daños personales y los perdidos que vienen con los daños.

Si usted o alguien que usted ama ha sido lesionado, llámenos por una consulta gratuita.  Su estatus inmigratorio no debe prevenir que usted busque la compensación justa por sus daños.