Una victoria para el transporte: Uber legalizado y regulado en Virginia

Los servicios de transporte alternativos como Uber y Lyft han cambiado la forma en que vemos los viajes en taxi, pero la falta de regulación y seguro ha hecho que muchas personas se pregunten cuánto tiempo pueden durar estos nuevos negocios. Virginia está tomando nuevas medidas para regular y rastrear la industria en un esfuerzo por mejorar la seguridad y estandarizar las prácticas.

De acuerdo con una ley firmada por el gobernador McAuliffe en febrero de 2015, todos los conductores de estos servicios ahora deben someterse a una verificación de antecedentes, tener al menos veintiún años de edad y una licencia de conducir válida. Todos los vehículos también deben estar registrados en el Departamento de Vehículos Motorizados (DMV) antes del 1 de julio de 2015.[1] Estas reglas marcan una fuerte divergencia con respecto a la fuerte oposición anterior en la región, incluida una demanda iniciada por los taxistas de DC y una orden de cese y desistimiento emitida por Virginia.[2]  Sin cargo por registrar vehículos, estas nuevas reglas allanan el camino para que el modelo comercial de bajo costo de Uber continúe operando en Virginia, poniendo fin a meses de incertidumbre sobre el futuro del programa.

Estas nuevas leyes están diseñadas para combatir las preocupaciones de seguridad y seguros que han plagado a Uber desde sus inicios. Anteriormente, cualquiera podía conducir para Uber y el pasajero no tenía forma de saber si el conductor podría tener un historial de conducción potencialmente peligroso. Además, el seguro automotor estándar no cubre los vehículos que se utilizan con fines comerciales, y las pólizas de seguro originales de Uber no entraron en vigencia cuando el conductor estaba "de servicio" pero tenía un automóvil vacío. Virginia ahora ha exigido a Uber que mantenga una cobertura de $1,000,000 en sus conductores.[3]  El registro de conductores y vehículos y el requisito de seguro abordan estas preocupaciones al tiempo que permiten a los pasajeros de Uber saber que tienen algún recurso para obtener ayuda si se lesionan en un vehículo de Uber o Lyft.

Uber, que opera en seis continentes y cuenta con más de un millón de conductores, se ha basado en la popularidad de los clientes y la infelicidad general con los servicios de tránsito tradicionales para impulsar su increíble crecimiento. A pesar de las quejas sistemáticas de las empresas de transporte establecidas, el servicio de Uber sigue siendo increíblemente popular entre sus usuarios, muchos de los cuales han actuado para defender a la empresa frente a demandas y mandatos judiciales.[4]

No contento con los cambios que Uber ya ha realizado en el transporte público, Uber está debutando actualmente un nuevo programa diseñado para permitir que varios usuarios que viajan por caminos similares compartan un viaje y dividan el costo. Este nuevo sistema UberPool es ideal para áreas urbanas densas que producen muchos viajes cortos en Uber, y el programa piloto en San Francisco ya representa casi la mitad de los viajes Uber en la ciudad.[5]

Las alternativas de transporte que ofrecen Uber y otras compañías similares son una excelente manera de ahorrarles a las personas el tiempo de espera en un viaje y el costo asociado con este tipo de transporte. Uber puede ser una moda, pero es una moda que va en aumento. Al 3 de agosto, había 18,995 vehículos Uber en el estado registrados con el DMV en Virginia, lo que representa un aumento del diez por ciento desde el 17 de julio, cuando solo había 16,315 vehículos Uber en el estado registrados con el DMV.[6]  Las nuevas leyes implementadas por Virginia logran un buen equilibrio entre imponer suficientes regulaciones para la seguridad pública y, al mismo tiempo, permitir que esta nueva y emocionante industria crezca y prospere, con la esperanza de extender los beneficios de Uber en los próximos años.