Rasool de Mechanicsville

Amy Whitelaw es una persona increíble. Ella se preocupó por mí desde el primer día que la conocí, hasta que el caso se cerró tres años y medio después. Ella me ayudó con todo y siguió vigilándome durante todo el proceso.

Ella se preocupó por todos los pequeños detalles y me dio buenos consejos y la libertad de tomar mis propias decisiones. Me explicó todo muy bien a pesar de que el inglés es mi segundo idioma. Ella es extrovertida y entiende por lo que estás pasando. Me siento bendecido y muy afortunado de haber tenido a Amy y su equipo ayudándome. Son como una familia. Trabajó duro en cada paso del camino para conseguirme una oferta justa.