¿Qué deberes me debe mi abogado? | Allen y Allen

¿Qué deberes me debe mi abogado?

Las relaciones abogado-cliente son de naturaleza fiduciaria, lo que significa que los abogados deben actuar en el mejor interés de sus clientes.  En Virginia, los abogados se rigen por las Reglas de conducta profesional.  Estas reglas garantizan que los abogados actúen de forma ética.  Todos los abogados deben a sus clientes las siguientes obligaciones:

Deber de competencia

Los abogados deben proporcionar una representación competente.  Esto significa que los abogados deben tener el conocimiento legal, la habilidad, la minuciosidad y la preparación razonablemente necesaria para representar al cliente.  Para mantener la competencia, los abogados de Virginia deben tomar 12 horas de educación legal continua al año.  Los abogados también deben estar al tanto de los beneficios y riesgos asociados con el uso de la tecnología al representar a un cliente.  Por ejemplo, si un abogado mantiene los archivos de los clientes de forma electrónica, el abogado debe ser consciente de los riesgos de la piratería y tomar las precauciones razonables y adecuadas.

Deber de diligencia

Los abogados deben actuar con diligencia y prontitud razonables al representar a un cliente.  Esto significa que los abogados deben continuar con el caso del cliente a pesar de la oposición, obstrucción o inconvenientes personales del abogado.  Los abogados deben actuar con celo en la defensa y pueden tomar las medidas legales y éticas necesarias para ganar el caso del cliente. Los abogados deben perseguir enérgicamente los objetivos del cliente y no deben posponer las cosas.

Deber de comunicación

Los clientes deben estar razonablemente informados sobre el estado de sus casos y los abogados deben cumplir de inmediato con las solicitudes razonables de información del cliente.  Los abogados también deben explicar el asunto a los clientes e informarles de los hechos que puedan afectar significativamente el arreglo o resolución del asunto.  Por ejemplo, los abogados deben informar a los clientes de las ofertas de acuerdos y deben proporcionar toda la información que sea razonablemente necesaria para que el cliente tome una decisión informada sobre si aceptar o rechazar la oferta.

Deber de confidencialidad

Un abogado no debe revelar ninguna información protegida por el privilegio abogado-cliente, o cualquier información que el cliente le haya pedido al abogado que mantenga en secreto, o que sería vergonzoso o perjudicial para el cliente.  El privilegio abogado-cliente cubre todas las comunicaciones entre el abogado y el cliente que involucran asesoramiento y consultas legales.  El propósito del deber de confidencialidad es alentar a los clientes a compartir información libremente con sus abogados para que el abogado pueda brindar una representación efectiva.

Deber de lealtad

Los abogados deben a sus clientes un deber indiviso de lealtad.  Esto significa que si está representado por un abogado, ese abogado (o el bufete de abogados del abogado) no puede representar a ninguna de las partes en su contra sin su consentimiento.  El deber de lealtad se aplica también a los antiguos clientes.  Un abogado que lo haya representado en un asunto no podrá representar posteriormente a otra persona en el mismo asunto o en un asunto sustancialmente relacionado en su contra sin su consentimiento.  El deber de lealtad también requiere que los abogados eviten conflictos de intereses personales.  Por ejemplo, si un abogado tiene un interés personal o comercial que obstaculizaría la defensa entusiasta del abogado por un cliente, el abogado debe rechazar la representación.

Deber de custodia de la propiedad

Manejar los fondos de los clientes es una gran responsabilidad. A muy pocas profesiones se les confía la protección del dinero o la propiedad de otra persona.  Los abogados que manejan los fondos de los clientes deben mantener esos fondos en una cuenta fiduciaria en una institución bancaria aprobada.  Los abogados no deben mezclar sus fondos con los fondos del cliente, deben notificar a los clientes sobre la recepción de fondos y deben pagar sin demora a un cliente o tercero los fondos que dicha persona tiene derecho a recibir.  Los abogados tienen el deber de proteger las asignaciones y gravámenes médicos de un proveedor de atención médica, y no pueden distribuir los fondos de liquidación del cliente hasta que se hayan satisfecho.  Los abogados no pueden distribuir fondos de una cuenta fiduciaria si la propiedad de los fondos está en disputa.  Se deben mantener registros apropiados de la cuenta fiduciaria y la cuenta debe conciliarse periódicamente.

Deberes con respecto a las tarifas

Los honorarios de un abogado deben ser razonables y deben explicarse al cliente.  El hecho de que una tarifa sea razonable depende de varios factores, incluidos el tiempo y la mano de obra necesarios, la complejidad del caso, la experiencia y la capacidad del abogado, y si la tarifa es fija o contingente.  Los honorarios contingentes son típicamente un porcentaje de la recuperación total y se pagan a partir del acuerdo o sentencia.  En tales casos, el abogado asume el riesgo de impago si no hay recuperación.  Muchos casos de lesiones personales se basan en una tarifa de contingencia y todos los acuerdos de tarifas de contingencia deben hacerse por escrito. Los honorarios de contingencia no están permitidos en casos penales y rara vez son apropiados en casos de relaciones domésticas.

Los abogados tienen responsabilidades exigentes y juegan un papel importante en la sociedad.  Por lo tanto, es vital que los abogados mantengan un alto nivel de ética. Los abogados de Allen & Allen tienen un historial de demostrar honestidad, integridad y competencia. Si está buscando un bufete de abogados establecido, programe una consulta gratuita hoy.