Patrice de Richmond

Desde el momento en que conocí a Jamie Kessel, me sentí a gusto y completamente confiado en él y en el personal de Allen & Allen. Sabía que trabajarían duro para mí. Siempre fui informado sobre el caso en cada etapa de mi reclamo. Jamie y su asistente legal respondieron rápidamente a mis preguntas. Fueron comprensivos, confiados, amables y muy serviciales durante todo el caso. Estoy muy agradecido por haber sido referido a Jamie y Allen & Allen.