Cuidado adecuado de los neumáticos para viajes seguros por carretera en verano

La seguridad de los neumáticos puede ser uno de los aspectos más importantes, y que se pasa por alto, de la seguridad del vehículo. Las inspecciones y el mantenimiento adecuados y regulares de los neumáticos pueden prolongar la vida útil de sus neumáticos y garantizar su seguridad mientras conduce. Muchas personas realizan viajes por carretera los fines de semana largos o las vacaciones de verano, y es posible que no piensen en revisar sus neumáticos antes de conducir; esto es un error. Recuerde siempre que sus neumáticos son lo único que se interpone entre usted y la carretera y, como tal, es importante que los cuide bien.

Inspeccione sus neumáticos con regularidad

El primer paso para el cuidado adecuado de los neumáticos son las inspecciones periódicas. Como mínimo, las inspecciones de los neumáticos deben realizarse mensualmente.[1] Si está planeando un viaje largo, también debe inspeccionar siempre sus neumáticos antes del viaje. También pueden ser necesarias inspecciones adicionales de los neumáticos durante un clima muy frío, o si conduce por caminos particularmente accidentados o en mal estado. Para inspeccionar sus neumáticos, realice una búsqueda visual rápida de los siguientes problemas.[2]

  1. Bajo inflación. En una llanta desinflada, la mitad de la llanta se arqueará hacia adentro, causando una presión excesiva y desgaste a lo largo de ambos bordes.
  2. Sobre la inflación. El inflado excesivo crea un efecto de abultamiento que desgasta rápidamente la mitad del neumático.
  3. Desgaste de los bordes. El desgaste de los bordes es significativamente mayor a lo largo de un lado del neumático. Esto significa que puede haber un problema con la alineación de las ruedas.
  4. Desgaste errático. El desgaste errático son puntos de desgaste dispersos que generalmente significan que la rueda está desequilibrada o que los golpes de la carretera no se absorben adecuadamente.
  5. Golpes. Los golpes o protuberancias a lo largo del neumático indican que las hebras están comenzando a separarse.

Cómo mantener adecuadamente sus neumáticos

El segundo paso para el cuidado adecuado de las llantas es el mantenimiento regular de las llantas. El mantenimiento adecuado de los neumáticos puede ahorrarle dinero al aumentar el rendimiento de la gasolina y puede prolongar la vida útil de sus neumáticos. Siga estos consejos: [3]

  1. Mantenga la presión adecuada de los neumáticos. La presión de los neumáticos debe controlarse mensualmente y con más frecuencia durante los meses fríos. Mantenga un medidor de presión de llantas en su automóvil y asegúrese de verificar la presión de cada llanta. La PSI adecuada para las llantas de su vehículo debe estar ubicada en la Información de llantas y carga en el costado de la puerta del conductor.[4]
  2. Revise la banda de rodadura de su neumático. La banda de rodadura de los neumáticos ayuda a que los neumáticos se adhieran a la carretera y eviten resbalones y deslizamientos en condiciones húmedas o resbaladizas. La banda de rodadura de los neumáticos debe comprobarse mensualmente. Las llantas se consideran inseguras si la banda de rodadura está desgastada y nivelada con los "indicadores de desgaste".[5]
  3. Mantenga sus ruedas equilibradas y alineadas con regularidad. Esto asegurará que las ruedas de su vehículo giren correctamente y puede extender la vida útil de sus llantas.
  4. Gire sus neumáticos. Rotar sus llantas ayuda a garantizar que todas sus llantas estén expuestas a un desgaste similar. Esto significa que todos sus neumáticos pueden durar más. Siempre consulte el manual del propietario sobre si los neumáticos de su vehículo deben rotarse. Si se recomienda, los neumáticos deben rotarse aproximadamente cada 5,000 a 8,000 millas.[6]
  5. Compre neumáticos del tamaño correcto para su vehículo. Consulte el manual del propietario o la Información sobre llantas y carga que se encuentra en la puerta del lado del conductor para asegurarse de que está comprando llantas del tamaño correcto para su vehículo.[7]

Por último, tenga en cuenta los posibles problemas relacionados con los neumáticos mientras conduce. Las ruedas que están desequilibradas pueden causar una sensación de golpes o golpes, y las llantas desinfladas pueden hacer que su vehículo se mueva hacia el costado de la llanta desinflada. Si su automóvil se siente inusual mientras conduce, es posible que tenga un problema serio de seguridad de los neumáticos. [8] Inspeccione sus llantas, verifique la presión de las llantas y pídale a un experto en llantas que se asegure de que sus llantas sean lo suficientemente seguras para continuar conduciendo. Para obtener más información sobre el mantenimiento de neumáticos, visite https://www.nhtsa.gov/equipment/tires.


[1] https://exchange.aaa.com/car-care/repair-maintenance/tire-safety-and-maintenance/.

[2] Identificación.

[3] https://www.nhtsa.gov/equipment/tires#topic-maintenance.

[4] Identificación

[5] Identificación. Para obtener más información sobre cómo revisar la banda de rodadura de sus neumáticos, visite https://www.nhtsa.gov/equipment/tires#topic-maintenancel. Para obtener más información y trucos para comprobar la banda de rodadura de su neumático, visite https://abcnews.go.com/GMA/story?id=3682871&page=1.

[6] Identificación.

[7] Identificación.

[8] Ver supra nota 1.