Maximizar el valor en el proceso de lesiones personales | Allen y Allen

Comunicación clara y coherente: el proceso de lesiones personales

La comunicación con el cliente es de vital importancia para la resolución exitosa de un reclamo por lesiones personales. Obtener una compensación completa y justa después de una lesión requiere un esfuerzo de equipo dedicado y una línea de comunicación abierta. Esta publicación está diseñada para proporcionar una descripción general del proceso de lesiones personales, con un ojo específico en los aspectos prácticos de la relación abogado-cliente.

Reunión de admisión: la entrevista inicial

Una vez que se toma la decisión de contratar a un abogado, se debe programar una cita de admisión. Las primeras impresiones son importantes tanto para el abogado como para el cliente, y es mejor no renunciar a esta reunión en persona en favor de una llamada telefónica o un intercambio de correo electrónico. Desde la perspectiva del abogado, el objetivo de la reunión de admisión es recopilar la información de antecedentes necesaria para abrir el archivo, explicar el contrato que establece los términos de representación y obtener una descripción general de los detalles del incidente y el plan de tratamiento proyectado. avanzando.

Una reunión cara a cara brinda tanto al abogado como al nuevo cliente una amplia oportunidad para hacer preguntas y brindar toda la información necesaria para que el proceso de reclamo comience con el pie derecho. Es importante que el cliente traiga a la cita toda la documentación que haya recibido para que se puedan realizar copias para el expediente, incluyendo:

  1. El formulario de intercambio de información proporcionado por la policía.
  2. Cualquier material de investigación, incluidas fotografías de la escena y los vehículos involucrados (cuando corresponda)
  3. Declaraciones de seguros paginas
  4. Tarjetas de seguro médico y
  5. Dar de alta el papeleo de cualquier proveedor médico

Reunión de seguimiento: 30 días después

También es importante tener otra reunión en persona aproximadamente 30 días después de la cita de admisión para revisar cualquier material que el abogado haya recopilado, así como para desarrollar una comprensión más clara del plan de tratamiento médico que tiene el cliente. Normalmente, en la reunión de 30 días, ha ocurrido lo siguiente:

  1. Una copia del informe policial está en el archivo.
  2. El oficial de policía investigador ha sido entrevistado.
  3. Se ha recibido una carta de acuse de recibo de la compañía de seguros correspondiente.
  4. Se han recibido los registros médicos iniciales y las facturas que muestran los diagnósticos y los pagos del seguro médico.

La cita de 30 días brinda una oportunidad tanto para el abogado como para el cliente de discutir cualquier asunto o problema potencial que pueda estar desarrollándose dentro del contexto del reclamo. También es un momento para enfrentarse a cualquier problema potencial y planificar un curso de acción en relación con el reclamo en el futuro. Además, los clientes lesionados generalmente han tenido la oportunidad de hacer un seguimiento con los médicos y se les ha brindado un plan de tratamiento más específico, como citas sucesivas de fisioterapia, examen radiológico adicional o una remisión a un especialista. Es importante que el abogado tenga esa información para que se puedan solicitar facturas y registros médicos adicionales.

Después de la cita de 30 días, la programación de reuniones se vuelve mucho más específica para cada caso. A modo de ejemplo, si el cliente tiene un plan de tratamiento médico que requiere 14 sesiones de fisioterapia, puede tener sentido esperar hasta la conclusión de ese tratamiento antes de programar otra cita. Si el cliente se ha recuperado total y completamente, se puede programar una reunión para discutir la presentación final y el proceso de negociación. Si el plan de tratamiento médico es más amorfo, puede ser beneficioso programar una cita con un intermediario para discutir las diversas opciones de tratamiento que se han sugerido. En cualquier caso Es importante que el cliente informe periódicamente al abogado de cualquier nuevo proveedor médico y cualquier decisión de tratamiento para que el archivo pueda actualizarse adecuadamente y mantenerse al día.

Discutir el valor de su reclamo

Un caso de lesiones personales no se puede presentar antes de tiempo. Para maximizar el valor, es de vital importancia que todos los registros médicos y facturas relevantes se incluyan en la presentación a la compañía de seguros de la parte culpable. Una vez que el cliente ha concluido el tratamiento activo y se ha recuperado por completo o, alternativamente, ha alcanzado la mejoría médica máxima, es útil programar otra reunión en persona para discutir el valor del caso. El caso pertenece al cliente y, como tal, tener una discusión franca y abierta sobre el valor de la reclamación antes del proceso de negociación asegura que tanto el abogado como el cliente estén en sintonía con respecto a la demanda de liquidación inicial y cualquier oferta de liquidación. que se proponen.

Al final, cada caso de lesiones personales es una experiencia única y profundamente personal para la parte lesionada, y no hay dos demandantes exactamente iguales. Comprender el impacto personal que tiene una lesión en la vida de un cliente es esencial para valorar adecuadamente un reclamo y presentar la imagen completa con respecto al dolor, sufrimiento, inconveniencia y angustia mental que resulta de una lesión.

Mantener una comunicación activa y abierta entre el abogado y el cliente es la mejor manera de asegurarse de que el reclamo se maneje de manera rápida, completa y precisa. Al final, esta es la mejor manera de maximizar el valor en el proceso de lesiones personales.

Si ha resultado lesionado por causas ajenas a su voluntad y desea una evaluación gratuita de su caso, haga clic aquí.