Cómo elegir un abogado

Cómo elegir un abogado

 

Justo la otra noche, mientras cenaba en la casa de un amigo, se hizo la pregunta: "¿cómo hace para encontrar al abogado adecuado?" Ya sea por un lesiones personales, indemnización laboral, discapacidad del seguro social, caso de despido injustificado u otro asunto legal. Con los medios saturados de "comerciales de abogados", guías telefónicas con publicidad en la portada y la contraportada y vallas publicitarias de autopromoción, puedo ver dónde el "Joe promedio" podría estar totalmente confundido, al igual que mi amigo.

Le expliqué a mi amigo que todos somos conscientes, en la sociedad y las condiciones económicas actuales, de que es importante estar bien informado y conocer sus derechos y lo que podría esperar enfrentar al tratar con las compañías de seguros. Debe ser un consumidor informado o es probable que se aprovechen de usted en sus tratos. Aunque Internet puede ser un punto de partida, se ha vuelto difícil determinar si dicha información es confiable. Para tomar una decisión informada, debe hacer su propia investigación, y no simplemente "navegar por la red". En lugar de tratar de confiar en la información subjetiva en la web, un mejor enfoque es observar cómo los abogados se califican entre sí, especialmente en un campo legal en particular. En este punto, describí nuestra firma, que se especializa en lesiones personales. Cuando nos reunimos con posibles clientes, les explicamos en su entrevista inicial que, al elegir un bufete de abogados, debe saber si tienen o no los recursos necesarios para combatir la industria de seguros. Un bufete de abogados no solo necesita tener los recursos financieros para luchar por usted, el bufete también necesita abogados litigantes que estén dispuestos a ir a los tribunales y juzgar los casos, ya que ese es el foro donde se establecen los valores. Debe tener una firma que tenga abogados litigantes experimentados que tengan las habilidades y destrezas para defender sus derechos en la sala del tribunal. De lo contrario, cuando la compañía de seguros no ofrece lo suficiente, ¿qué tan significativa es la amenaza de llevar su caso a los tribunales?

¿Cómo puede usted, como consumidor, averiguar qué empresas tienen estos recursos? En este contexto, el sitio web, www.mejoresabogadosenamerica.com es probablemente la mejor y más objetiva herramienta para discernir la mejor firma para su caso particular. En nuestra firma, contamos con 8 abogados que fueron elegidos por sus pares como los mejores abogados de los demandantes en el estado de Virginia. Por supuesto, aún debe examinar la información proporcionada en el sitio web de una empresa, así como en los comerciales de televisión, los anuncios de guías telefónicas y la señalización. Por último, debe hablar con amigos o compañeros de trabajo que hayan tenido el mismo tipo de problema legal y averiguar qué dicen sobre el abogado que usaron o el abogado del otro lado.

Para terminar, para ilustrar mi punto sobre la necesidad de investigar un poco, le conté a mi amigo sobre un caso que manejé cuando estaba al otro lado de la cerca trabajando como encargado de reclamos en una compañía de seguros. Este caso involucró un horrible accidente en el que un automovilista desconocido ("John Doe") sacó a un motociclista de la carretera. Desafortunadamente, el motociclista golpeó un cable guía que casi lo decapita. Los límites de nuestra póliza eran una cobertura de 25/50 UM. Cuando recibí la carta de demanda del abogado del patrimonio del hombre solicitando los límites de la póliza, la carta decía que la cabeza del difunto había sido "decrepitada", en lugar de "decapitada". Hubo una serie de otros errores y faltas de ortografía en la carta. Supe en ese momento que, ya sea que se tratara de descuidos resultantes de que el abogado no revisó su carta o si el abogado simplemente no sabía nada mejor, dudaba que este abogado fuera lo suficientemente organizado y detallado, o lo suficientemente inteligente, para estar en dominio de los hechos y ser eficaz con un jurado. Sentí que tenía un mejor control del caso, no me impresionó el abogado y podría estar optimista sobre llegar a un acuerdo en el caso por menos de lo que hubiera sido de otro modo. Finalmente, resolví este reclamo por una suma sustancialmente menor de lo que podría haberle ofrecido a otro abogado. Con un mejor abogado, esta víctima y su familia habrían tenido un resultado mucho mejor.