Cheryl de Henrico

Below is a letter to Richmond attorney, Christopher J. Toepp, from a former client’s mother:

Quería agradecerle su ayuda con el caso de Courtney.

It has been 6 years since Courtney’s car accident. She is doing amazingly well now.  She graduated a year ago and has been working in the hospital ER in Roanoke … En la ceremonia de graduación de la escuela, les contó a sus instructores de enfermería y compañeros graduados sobre su accidente y lesiones cerebrales y que le habían dicho que con su nivel de lesiones, nunca sería capaz de trabajar en un entorno tan desafiante como la sala de emergencias. Ella, por lo tanto, estableció eso como su objetivo.

Her first year of college was extremely difficult, as she was dealing with the normal challenges of being away from home for the first time, working on gaining acceptance in the very restrictive nursing program, and dealing with the new challenges of her recent brain injury, memory problems, vision challenges, frequent migraines, and overwhelming anxiety.

Usted ayudó no solo financieramente, lo cual fue muy útil, sino que ayudó a apoyar emocionalmente, asegurándome que ella se recuperaría y podría tener éxito.

Recuerdo muchas conversaciones prolongadas con usted mientras comentaba sus experiencias con casos similares y otros estudiantes que conocía que superaron estas dificultades. Estas conversaciones fueron muy significativas para mí y fueron más allá de su papel como su abogado.

Solo quería hacerle saber lo lejos que ha llegado desde ese momento y cuánto significó su ayuda para nuestra familia y especialmente para mí.